jueves, agosto 24, 2006

Paha Maa

Después de un año tan duro como interesante (en demasiados aspectos de mi vida como para comentarlos aquí), con tantos desafíos, nuevas amistades, decepciones pasajeras y amoríos varios, me voy, por fin, de vacaciones; lo cual significa, entre otras muchas cosas, que no colgaré nada aquí durante un tiempo estival aproximado de veinte días; dejándoos, pues, ante las capaces y más interesantes (en todos los términos) manos de Pedro. Tratádmelo bien o se chivará a mi regreso...

En este verano que para mi comienza ahora veré cumplidos uno de mis deseos de estos últimos fugaces años: viajar a Finlandia. Desde hace tres años, más o menos, mi obsesión por ese frío y hermoso país ha ido en aumento hasta tal punto de comenzar a mi vuelta a estudiar finés (suomi, para los puristas) o plantearme medio en serio medio en broma el emigrar a tierras nórdicas. En efecto, este primer viaje que realizo al país del kalevala es casi un viaje de iniciación, al término del cual, además de un hígado forrado de koskenkorva y salmiaki, espero sacar determinadas conclusiones, ya sean del tipo “vaya país más aburrido”, “me ha encantado, pero su padre se va a vivir allí” o “¿cuándo hacemos las maletas?”. En resumidas cuentas, lo que llamaríamos una toma de contacto.

No os alarméis (si es que hay alguien al otro lado de la línea que se alarme), el marcharme a la tierra de la sauna y el mustamakkara es cuasi-improbable, apenas un sueño en voz alta. Lo único cierto es que ese puñetero y despoblado país (cinco millones en un territorio ligeramente más pequeño que España) me chifla. Comprobaré, pues, in situ si es una obsesión vana o tiene algún fundamento.

Así pues, os digo adiós hasta dentro de unos días, agradeciéndoos vuestra perseverancia y por estar ahí. Espero volver de la tierra de los lagos y los bosques con un buen recuerdo, al menos... ya os contaré.

Kiitos!
Mina Olen Cayetano

3 comentarios:

Pedro Garrido Vega dijo...

¡Buen viaje! Y a ver si te traes un recuerdito, o algo.

A pasarlo bien. Ya me encargo yo del blog, je, je, je, je, je....

Kay dijo...

Puestos a ser chauvinistas, ¿qué tal una rubia de regalo? Jurjur... No, tranki... elige: ¿botella de koskenkorva o friki-bandera de Finlandia? Jejeje

Marga dijo...

Difrutaaaaa de tu viaje iniciático!!

Por qué a todos los locos les gustan los mismos sitios? yo ando entre la Patagonia y Finlandia, tal vez Islandia... los confines del mundo como huida? jeje

Te esperaremos con ganas de saber... besosssssss viajeros!