viernes, marzo 03, 2006

Por eso caigo (de aquí a tu infierno de plata)


Por eso caigo envuelto en el ciego amor
Por eso te odio tanto como te amo
Por eso te recuerdo y me debato en dolor
Entre estrangular tu memoria y tus lazos
¡Mi paladar no se desprende aún de tu ingrato sabor!

Por eso me busco y me sé lejano
Por eso grito en las ciegas madrugadas
Por eso creo que el morir desolado
Es preferible a mis solitarias alboradas
¡La memoria de tu cuerpo aún ronda mis manos!

Por eso deseo no verte, quedarme ciego
Por eso peno, lloro y sufro como un niño
Por eso desprecio tu ingratitud y te ruego
Que desaparezcas de mi lado, cariño
¡Mi pecho aún se estremece de enamorado fuego!
Cayetano Gea Martín

2 comentarios:

Circe dijo...

Ummm los poemas amorosos (desamorosos, es lo mismo) siempre me dan algo de miedo... es tan fácil caer en la desmesura!! pero reconozco que este se mantiene dentro de los canones de la emoción (los mios, of course jeje)

Chico, vuela el puente de plata!! y a freir espárragos!!

tamicabri dijo...

Con lo dificil que es escribir al amor/desamor y lo sencillo que haces que parezca!!!! No se el tiempo que te tomaras en llegar a ese resultado pero parece haber salido directamente del corazon sin pasar por el cerebro, sin pararte a pensar y procesar.
Me ha gustado mogollon! Ya sabes que a mi las que mas me gustan son las sensibleras.
See you.