jueves, marzo 09, 2006

¿Felicidad?

Soñó que un genio le concedía un solo deseo y que él, como aprendió de niño, respondió que su deseo era que todos sus deseos se cumpliesen. Despertó, recordó el sueño y respiró aliviado.

Pedro Garrido Vega.

4 comentarios:

Circe dijo...

Y cuando el dinosaurio despertó el sueño ya no estaba allí. Ufff, menos mal, pensó! jeje

tamicabri dijo...

Te han pillado! Es mu dificil superar al cuento más corto de todos...

Pedro Garrido Vega dijo...

No me han pillao, je,je, era bastante obvio. M gusta la idea, no la forma, como habitualmente me pasa con todo lo que escribo.

Circe dijo...

Pero es que esa idea sólo podía darse en esa forma!!! a mí me gustó...
(mi comentario era un juego, jugando con lo obvio como dices)