jueves, febrero 08, 2007

La conjura de los necios


Dedicado, con todo el cariño del mundo, al colectivo de profesoras y profesores de este país, incluyendo, los primeros de la lista, a María del Pilar Martín Timón y Cayetano Gea Bermejo, mis padres.

Es la tercera vez en lo que va de semana que el profesor de Lengua me echa de clase por escuchar música con mi I-Pod. Me da igual, bah, ¿quién se cree que es? A veces pienso que daría dinero con tal de que le atropellara un tren o sufriera un infarto.

Oh, y abría ido al funeral, vaya que sí. Con todo el rostro del mundo, me dedicaría a pasear mi culo delante de su viuda, en el caso de que semejante momia barbuda tuviese una mujer que lo llorase, claro. Para mí que es maricón, si no de qué tanta manía que le tiene a mi churri, a ver... Porque el muy cerdo también la toma con el pobre Rubén. Nos tiene manía a los dos porque somos jóvenes y nos queremos y follamos y no andamos todo el día como él, matándose a pajas, seguro, en los baños de los profesores.

Maldito viejo asqueroso. Odio cómo nos mira el guarro a mí y a las chicas. Normal que Rubén se cabreara y le pinchara las ruedas. A ver si no va a poder uno ni defenderse, no te jode.
Pero hoy ya me he cansado de tanta persecución. En cuanto llegue a casa se lo cuento a mami para que le ponga las peras al cuarto. ¿Quién coño se creerá que es? Él está ahí para soltar su rollo, no para ser un sargento. Qué asco le tengo, joder, cómo odio al puto viejo de los cojones. Que no me lo encuentre a la salida, me cago en Dios, que le monto un cirio que capaz soy de matarlo, por éstas que son cruces. ¡Mal fin tenga!
Cayetano Gea Martín

4 comentarios:

piliviva dijo...

epaaaa un poco del vle genio con tus prefesores esta bien...pero aqui te pasas ..bueno espero un poco mas de amor en los escritos nada de tanta cruda realidad

Anónimo dijo...

Hala, viva la demagogia.

Anónimo dijo...

PILIVIVA: Sólo quería hacer constancia de la situación actual, tanto nacional como, lamentablemente, personal... Volveré a otros temas en breve, por supuesto :)

ANÓNIMO: Curioso nombre... Lamentablemente, en un país donde los alumnos graban palizas a otros, donde los padres no educan a sus hijos y donde no existe un pacto educativo a nivel nacional, no me parece que plantear la situación desde el punto de vista del profesorado sea demagogia... Palabra, por cierto, a la que nunca he tenido demasiado aprecio, aunque pienses lo contrario...

Kay

Lilith dijo...

Que dura es la profesión del profesor, dura y muchas veces desagradecida. Pero no todos son los malos tragos que se llevan, por el contrario ya se habrian extinguido todos los profes. Asi q ya sabes profe, a portarse bien^^.Un abrazo y hasta pronto.

P.D.me gusta tu forma de reflejar la dura realidad tal y como es, sin adornos.Kisses