jueves, noviembre 30, 2006

Ser, en el deseo de ser.

A veces, cuando la imaginación es pura
y vuelo- ingrávido ser mental-
sobre valles, bosques y villas,
alcanzo a ser quien no soy.
Me transformo en ser ficticio
de mis deseos,
y te amo como sólo puede amarse,
con la lengua, los labios y las manos,
te deseo con el estómago entre los dedos
y me sonríes abriendo cielos y tajando fuegos.
te miro desde este no ser
y voy siendo en el deseo.
Cayetano Gea Martín

1 comentario:

mariel dijo...

Seguí volando. Te sobran alas!!!!
Nunca creas que te falta el cielo.
El don de transmitir es innegable.Contagiar lo sentido,maravilloso.Yo también espero con impaciencia tu nombre en el papel.Algún día caerá a mis manos un libro tuyo,Cayetano gea.Honrará mi naciente biblioteca.