miércoles, junio 06, 2007

El virginiano y gente así

-Eres muy guapa.
Le dijo él a mis pechos, gastándome dos tallas de sujetador con su mirada.

-¿De dónde eres? No pareces ser de Madrid.
Vaya. Hacía tiempo que no oía esa especie de centralismo con patente de corso. Además, ¿cómo es parecer ser de Madrid? ¿Me faltará el mantón de manila para ser castiza del todo?

-¿Vienes mucho por aquí?
Sí, majo, sí. En efecto, lo has adivinado, vivo aquí, entre las botellas de ron y las de ginebra, no te digo.

-¿Estás sola?
Le continuó preguntando a mis tetas, como si éstas se fueran a poner hablar de un momento a otro. No, no estoy sola. Tengo a un plasta comiéndome la oreja ahora mismo.

-¿Estudias o trabajas?
No puedo creer que aún haya alguien que lo utilice, Dios mío. ¿Es que nada se renueva en este país?

-No sé qué edad tienes, pero pareces más joven de la que sea.
¡Toma ya! Esto sí que es difícil de comprender y no Rayuela.

-¿Quieres que vayamos a otro sitio?
Se dirigió esta vez a mi culo. No, nada de eso. Tú sí, majete, tú te puedes ir por ahí en busca de otra víctima, que ya te vas quedando sin noche.

-Nos quedamos, entonces. ¿Quieres que te pida otra?
Sí, pero esta vez va a ser una Chivas, o lo más caro que tengan en su defecto. Ya que vas a intentar emborracharme, por lo menos arruínate.

-Me gustas mucho, y es poco común en mí que me fije en alguien.
Salvo a las veinte mujeres a las que les dices esto todo los fines de semana quieres decir, ¿no?

-Jo, no veas cómo lloré viendo Princesas...
Jo, no veas tú cómo lloro yo ante tu actuación, macho.

-Creo que la gente está obsesionada por el físico, ¿no crees?
Mira, estoy de acuerdo contigo, pero tus palabras pierden peso al seguir comiéndome las tetas con los ojos.

-Me encanta leer y amo a los niños.
Modelo de tío Curriculum Vitae.

-Tú debes ser Piscis con ascendencia Aries.
Tú debes ser Tonto con ascendencia Gilipollas.

-¿Me das tu número de teléfono?
¿Me das la clave de tu tarjeta de crédito?

-Podríamos quedar algún día para ir al cine.
No creo que Rocky XXIV sea de mi agrado.

-¿Te veré de nuevo?
Espero que sí, pero en tu funeral. Chao, bambino.


Dedicado a toda esa testosterona que inunda los bares de copas los fines de semana y que dan mal nombre a mi género. Gracias, queridos babosos míos, hacéis mejores al resto.
Cayetano Gea Martín

6 comentarios:

Néstor dijo...

Y luego me echas en cara que soy timido entrandole a la gente (Particularmente la femenina). Si es que para darte una con el reves de la mano

tamicabri dijo...

Y digo yo. ¿Cómo conoces tan bien la táctica habitual? ¿Has vivido alguna similar? ¿Tú eras la víctima o el verdugo?

Kay dijo...

Querido Néstor: No todo el universo gira en torno tuyo, vete acostumbrando... Quiero que te acerques a la población femenina, pero no que resultes patético :p

Querida Tamara: Como bien sabes, yo no tengo que ligar: se me ligan, ja, je, ji, jo, ju...

Martuki dijo...

Abuelas dl mundo, ya no tenéis nada q hacer!!! No te ofendas... :P

Margot dijo...

Coñe, esa tía es clavadita a mí cuando habla!! ( a muchas que conozco en realidad)

El increible mundo de los babosos... ays

Kay dijo...

Querida Marta, no sólo no me ofendo, si no que coincido contigo... Además, tendré que empezar a aceptar que, con mis años, comienzo a gustarle a la tercera edad, je, je...
Besos geriátricos, cof, cof...

Querida Marga: ¡Menos mal! ¡Alguien que me dice que se ha reconocido en ella! Eso quiere decir que mi pequeño experimento empático no ha sido un fracaso del todo...
Besos de venus...