jueves, febrero 11, 2010

Los cinco preceptos




Creo que es interesante saber que el budismo, esa fabulosa ética, cuenta con cinco preceptos. A diferencia de una regla impuesta por una autoridad (véase catolicismo y demás religiones totalitarias), un precepto se usa como base para la ética personal. Todo budista, sea monje o laico, adopta los siguientes cinco preceptos básicos como guías de actuación y ayuda:

Tomo el precepto de respetar la vida.

Tomo el precepto de no tomar lo que no me es dado.

Tomo el precepto de tener una conducta sexual correcta (que no sea dañina con otros o conmigo mismo).

Tomo el precepto de no hablar de manera dañina (mentir, rudeza, ostentación, cotilleo, charla vana).

Tomo el precepto de no tomar intoxicantes (que alteren la mente y me pongan en riesgo de romper los otros preceptos).



Cayetano Gea Martín



5 comentarios:

Mai Puvin dijo...

Uuyy jamás podría ser budista... sin dejar de ser ética, no se si cumplo bien el 3ero y 5to.

Ufa, Kay... me dejaste pensando.

Abrazos pequeño!

Cayetano dijo...

¡Hmmm! No sé si me interesa. Los primeros preceptos están bien. El último joroba un poco.
Creo que voy a seguir con los de siempre. Con estos puedes hacer lo que quieras: beber, matar, robar... Luego te confiesas y ya está.

Kay dijo...

Mai,
La mayoría de ellos no siguen todos los preceptos. Pero son interesantes de cara a alcanzar cierta sabiduría personal, nada más.
Besos, ¡pequeña!

Pater,
Es lo bueno del catolicismo: haz lo que te salga de las narices que ya lo pagarás en el más allá. Como decía alguien, "cuán largo me lo fiais"...

Saerwen dijo...

Yo debería ponerlos en práctica, aunque el 3º... habría que ser más específicos ajajaj
Lo mismo el 5º...
Muy amplio.
'El propósito que lo guiaba no era imposible, aunque sí sobrenatural. Quería soñar un hombre: quería soñarlo con integridad minuciosa e imponerlo a la realidad.'
Tiene que ver.
Saludos.

Kay dijo...

Saerwen,
Nadie dice que sean fáciles de cumplir, ¿verdad?
Creo que me suena la cita :D
Gracias por pasarte.