domingo, febrero 14, 2010

Hernán Casciari - España, perdiste


Otro libro más que tengo que agradecer a Alfredo por su acertada recomendación y posterior lectura. Ahora que lo pienso, sólo una vez he rechazado un libro recomendado por el ínclito porteño y que obviaremos para no desprestigiarle. Pero vamos al lío.

Hernán Casciari, argentino afincado en Barcelona, es el autor de este libro, una recopilación de artículos sobre las diferencias sociales y culturales entre Argentina y España… y sin que ninguna de las dos naciones salgan bien libradas. En clave de humor, eso sí, y con especial atención a los encontronazos que todo argentino recién emigrado a la madre patria se va a dar cada dos por tres.

El libro comienza con una seria advertencia a los españoles: la peor invasión que ha asolado jamás la península son los argentinos. Los gallegos no estamos preparados para tanta amabilidad porteña que oculta su inherente facilidad para medrar y quedarse con los mejores puestos de trabajo y con nuestras mujeres y hombres. En breve, todos los psicólogos, los dentistas y los actores serán argentinos. El primer paso en la invasión ya está dado: en España se vende ya dulce de leche, el lubricante sin el cual un argentino que se precie de tal no puede vivir. Entre eso y las suscripciones digitales a Clarín ya no tienen ningún motivo para irse de España. Los españoles estamos condenados, dice el autor, y en pocos años todos los iberos hablaremos lunfardo.

Por supuesto, todo el libro es una enorme broma, aunque como tal no exenta de razón muchas veces, claro. Me he pasado uno de los mejores ratos que recuerdo con un libro de humor. Un libro muy recomendable, tanto para españoles como para argentinos. Una forma divertida de que ambos pueblos nos acerquemos un poco más.

Os dejo un ejemplo del autor sobre las costumbres.


Una sobremesa familiar argentina

PADRE: ¿Llueve?

HIJA: No; es mamá que está regando las plantas.

PADRE: Ah.


Una sobremesa familiar española

PADRE: ¿Llueve?

HIJA: No, pero ha dicho el hombre del tiempo que mañana se prevén chubascos en el Cantábrico, nordeste de Castilla, Navarra, La Rioja, norte de Aragón, centro de Cataluña y sur de la Comunidad Valenciana.

PADRE: ¡Me cagüen la mar! Habrá que salir con paraguas…

HIJA: Va a ser que sí, porque los chubascos serán localmente moderados y ocasionalmente con tormentas, aunque me ha dicho la señora de abajo que irán remitiendo a lo largo del día.

PADRE: Pero entonces ¿qué es eso que se oye, si no es lluvia?


HIJA: Es la mamá, que está regando las plantas.

PADRE: Dile que entre, que ya se ven los intervalos nubosos.



Hernán Casciari - España, perdiste

Editorial Plaza & Janés.

220 páginas. 15,90€



Cayetano Gea Martín


13 comentarios:

Cayetano dijo...

Parece divertido. Habrá que leerlo para reirnos un rato. Así que nosotros llenamos la Argentina de gallegos y ahora, en legítima defensa, ellos nos están llenando de psicólogos y dentistas. Justa venganza. Al fin y al cabo somos la madre patria. ¿No?

Kay dijo...

Como dicen en el libro, la primera invasión era la de psicólogos y dentistas. Pero ahora son actores, modelos y artistas. Vamos, que copan las más altas esferas de los medios de comunicación. ¡Es la invasión! :D

Kay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Tallo dijo...

Mientras todos los que vengan lean crepusculo seguiremos a salvo. Esa debe ser la estrategia.

Kay dijo...

¡Joder, Sergio, qué grande!
JAJAJAJAJA

Mai Puvin dijo...

Bueh... que lo mejor que les puede pasar es que vayan argentinos, y encima con Quilmes!... Al final, ese ese país está lleno de españoles, si parece Argentina che!

Muy buen comentario, Kay... "¡tengo que conseguir ese libro como sea!" jajajajaja

Mai Puvin dijo...

Ah, casi me olvido... por lo que leí por ahí... ¿Les están faltando periodistas? Puedo hacer algo al respecto...

Kay dijo...

Mai,
¿Tú también te quieres venir a invadirnos? Jajaja... ¡Una más! :D

Alfredo C. P. Carrozza dijo...

Hago acto de presencia.
Por cierto, de los dos otros libros en italiano que te recomendé, uno lo encontré en inglés. A ver si te lo consigo.

Kay dijo...

Ya era hora que te dignaras a comparecer, Alfredito, dado que el libro es tuyo...

Me alegra que vayas completando mi educación. Lo próximo que tengo en mente es leerme a un tal... Cortázar, creo que se llama, jajaja...

Leer es un placer dijo...

A mi el libro me pareció un poco pedante a cierto punto, pero bueno, no me gustan los argentinos quejicas. Soy de la idea que si algo no te gusta, ya sabes donde está la puerta...

Creo saber cual es el libro que mi hermano intentó colarte pero que no tuvo quorum... Y creo que deberías leerlo, para poder criticarlo con conocimiento de causa... ¿O tienes miedo de caer en tentación?

Isa SB dijo...

Anotado, que siempre es bueno reír, sobre todo cuando hay chubascos en las cornisas.
Un abrazo.

Kay dijo...

Querida Mariné,
No hay tentación posible. No leo subcultura salvo que me llame la atención el argumento, que es lo único que suelen tener salvable. Y la historia de ese libro que tu hermano intentó colarme me revuelve las tripas y me dan ganas de salir a la calle a matar emos... :p

Isa,
Los chubascos siguen llegando, me temo. Al igual que me temo que en este puto país se seguirá hablando del tiempo en los noticieros durante más de veinte minutos seguidos... ¡Instrucciones para hacer un informativo!: Mezclar en una tinaja amarilla veinte minutos de parte meteorológico, diez de la guerra PP-PSOE y cuarenta sobre la rodilla de Cristiano Ronaldo; ¡et voilà, telediario que te crió!