miércoles, noviembre 21, 2007

Marraskuu (Noviembre)

Veo caer la lluvia,
La veo golpear las cabezas rellenas de paraguas.
No como la mía,
A salvo del frío y de la tempestad,
De este maremoto de metrópoli sin sirenas;
Si acaso alguna que otra musa perdida
En mi cerebro apagado, mortecino,
Laxo y pesado, como la maicena;
Como esa sustancia blanca,
Algo tirando hacia el amarillo,
Keltainen, que se dice en finés,
Esa lengua extraña que amo y odio.
Mientras noviembre se vuelve un pastiche
De tiempos pretéritos y galaxias remotas.
Y las persianas se niegan a subir,
Tímidas y recelosas de la humedad,
Como todos:
Como todos bajo este infierno feliz
De días iguales y lobos esteparios
Que perdieron las opciones,
Aquellas que brinda la rebelión burguesa,
Bajo la intensa lluvia que sabe a hielo,
Al hielo sucio y marrón
(Ruskea)
De las primeras gotas que arrastran
Las cagadas de los pájaros,
Las colillas aplastadas,
La muerte en un puñado de polvo,
Y nuestras vidas

Cayetano Gea Martín

5 comentarios:

Isa S.B dijo...

Ummm... creo que voy a hacerme de una cajita para guardar esa palabras que nos vas regalando de finés (que tanto amas y odias), quizá porque me guste coleccionar palabras para peinarlas o despeinarlas, quizá porque me devuelven a un amigo de adolescencia de sangre finesa.
Saludos.

Kay dijo...

Ja, espero que tengas espacio en la caja, que, aunque evito ponerme muy pesado, ya van siendo unas cuantas...

Sigue despeinando letras, y si te devuelven amigos, mejor que mejor

Saludos de jueves

Margot dijo...

Sí, hombre, encima!! ten unos días de asueto y ponte melancólico y tristón-real...

Tienes un morro!! Que la lluvia al otro lado del cristal si que fue jodida, listo!! jeje

Besote, finés lluvioso

Kay dijo...

Ah, eso te pasa por andar por ahí cuando desde una semana antes anunciaban lluvias Montesdeoca y Maldonado...

¿Te mojaste, eh? Así que eras de esas que corrían despavoridas en busca del oasis en forma de marquesina salvadora, jejeje...

Anónimo dijo...

A ver si pronto regalas a tus lectoras y lectores algun poema en esa lengua tan lejana y fría a la que dices odiar y amar(¿ya te ha dado tiempo para afinar tus sentimientos hacia ella?)

Noviembre, el mes que me encanta, en realidad el Otoño es mi época mas adorada, no se si será por haber nacido en Otoño.

No puedo identificarme, pero espero que consigas identificarme tú, si no ahora, con el tiempo lo harás.