martes, mayo 23, 2006

Fatalidad muerta


La luna llena que viola estrellas y que no puedo matar
Esconde la lujuria mortal más allá del cielo de verano
Se extiende, con las alas negras de la corta noche lunar
Hacia tu frío y muerto seno putrefacto

La luna, que continúa su existencia
Refleja las carencias y los anhelos
La miseria que anida en la falsa conciencia
La sucia ansiedad que mancha mis dedos

La negra, negra desidia de los días
Pasados, presentes y los que vendrán
O eso nos dicen, nos prometen, nos porfían
La esperanza de un braguetaza existencial
Que nos saque puros del pozo de la mierda

Rostros de niños muertos apilados nos esperan
Su sangre destilada en ánforas cuneiformes
Vasos de rojo licor apurados hasta las heces
La muerte, muerte, muerte que nos precede
Que nos acecha, inconforme
Más allá del sexo frugal,
Del hambre pornográfica del viernes
De la vida, de mi vida mortal
De la tuya en ciernes
¡Créeme! Si escoger puedo
Escojo que la fría parca
Se te lleve a ti primero
Cayetano Gea Martín

3 comentarios:

tamicabri dijo...

Así me gusta, que quieras compartirlo todo con tus lectores. Pero mejor la parca muerte quedatela tú. jejeje

Marga dijo...

Ufffff estás cañero hoy, eh?

Buen poema!! pero opino como tamicabri.... monada, que se te lleva a ti!!

Feliz viernes no pornográfico

Kay dijo...

Jajaja, si, algo cañero me ha salido, lo reconozco... La maldición de estar ahora leyendo autores rusos, que te sale la mala leshe...

...Y el deseo de palmarla más tarde que otra persona no está dedicado a vosotras ¡egocéntricas! Jajaja...