martes, agosto 31, 2004

ANA



Ana vive de recuerdos, pero de recuerdos que jamás se han cumplido ni se cumplirán.
Ana sobrevive a base de un enamoramiento onírico, de un príncipe azul ficticio, bello, inteligente, cariñoso y apasionado.
Ana cree ver retazos de esta especie de súper-hombre nietchziano en aquel chico, en aquel otro, en ese joven del autobús, en aquel que saca al perro.
Ana dejó su adolescencia hace cierto tiempo ya, y la veintena fluye por ella, pero ella no por su veintena. Adormilada y/o adormecida, se deja mecer a merced de un sueño, de trovadores a la luz de la Luna, de un mundo distinto del nuestro, confuso pero hermoso.
Ana es muy optimista, y no pierde la esperanza de encontrar a ese chico ideal, pero a la vez sufre y tiene miedo, ya que todos los chicos que conoce poseen rasgos de su hombre onírico en menor o mayor grado, pero ninguno es del todo Él.

Ana es hermosa, pero su hermosura se va tiñendo del color de los que viven demasiado tiempo a expensas de los sueños.
Ana es hermosa, hermosa e inteligente. Su belleza ha hecho enamorarse apasionadamente a más de uno, y sufrir por su incomprendido amor a más de uno. ¡Ay, desdichados! Sólo una llave abrirá la puerta de su corazón. Pero, por desgracia, esta llave sólo existe en la cabeza de Ana.
Ana posee grandes cualidades que la convierten en una gran persona, inútil enumerarlas todas, pero se ven recubiertas por una gruesa capa de ensoñación que la priban de cualquier contacto profundo, íntimo.

Ana, oh Ana. ¡Ay, desdichada Ana, que persigues a las quimeras de tu imaginación! ¡No permitas que tu amor imposible te impida ver con claridad lo que suceda a tu alrededor!
Ana, hermosa Ana. Piensa que no hay otros mundos, que lo que hay son otros ojos. Y que hallarás tu felicidad en lo más profundo de los demás, de los que te rodean, no sólo en tu interior.
Ana, onírica Ana. Piensa que nosotros, pobres mortales, somos indignos de nuestros propios sueños.
Ana, oh Ana. ¡No elijas soñar un sueño antes que vivir una vida!
Cayetano Gea Martín

8 comentarios:

Miriam dijo...

Ay Dios!
¿Ana está basada en un personaje real o ha salido de tu imaginación? Porke me acaba de recorrer un escalofrío al leerlo, me parezco demasiado a ella!!!!Joder joder, ke me estoy poniendo triste...

Kay dijo...

¿Ana está basada en un personaje real o ha salido de tu Pues la verdad es que Ana está parcialmente basada en vos, princesa. Aunque sólo parcialmente, ojo, ¿eh? Aunque si te reconoces en ella, por algo será... ¿Te habrá traicionado el subconsciente? No le des demasiadas vueltas... El destino de Ana está sentenciado ya por ser un personaje de ficción, pero el tuyo sigue estando por escribir... As you wish...

Rubén dijo...

Ke marron...

Anónimo dijo...

No se a vos, pero a mi esto me soná a proposición...

Miriam dijo...

¿proposición de ke?

Kay dijo...

Me habéis pillado... Es cierto... Le iba a proponer a Miriam en matrimonio, pero en fin... Me lo habéis conseguido sacar... Supongo que no me keda más remedio que devolver la entrada de ese pisito que había comprado para los dos... XDD

Miriam dijo...

Un pisito??? No me habías dicho nada de eso!! Claro, ahora entiendo a ké venía la poesía del otro día a la luz de la luna enfrente del estanke dorado... jajjaa, espera no ke eso era de una peli :P

Kay dijo...

Mujer... A la luz de la luna el piso y frente a un estanque... Hombre, supongo que en Parla también habrá luna y parques, XDD