viernes, noviembre 13, 2009

Ovidio - El arte de amar. El remedio del amor


Este librito me ha acompañado durante el trayecto de ida en mi último viaje a Londres, y me ha parecido una magistral lección de amor. Y más teniendo en cuenta que fue escrito hace dos mil años. No hemos cambiado nada.

Ovidio era un poeta al que Augusto desterró por estos dos textos, principalmente. La liberalidad sexual que encierran no fue del gusto del casto emperador romano, empeñado en eliminar la concupiscencia que empañaba la vida diaria romana.

El primer texto, el arte de amar, es un tratado sobre cómo seducir, cómo mantener el enamoramiento y cómo defenderse de él. Divertidísimo y ameno. Pero el que realmente me ha encantado es el segundo y mucho más breve, el remedio del amor. En estas apenas treinta páginas, Ovidio nos enseña a curarnos de las heridas que se producen tras el fracaso amoroso. Parece mentira que un tío que vivió hace dos mil años consiga sorprenderme y ayudarme. Increíble. Un texto muy recomendable y que merece la pena leer, aunque sea bajárselo de Internet.

El bueno de Ovidio murió en una remota aldea del Ponto, apartado de la vida romana que tanto le gustaba. En su honor, va este breve artículo. Él esperaba ser recordado por alguien, y haber podido ayudar. Dos mil años después, sus inteligentes y alegres enseñanzas siguen estando vigentes. Gracias, maestro. En tu honor, dejo aquí algunas frases sueltas. Que ustedes las disfruten.

Mucho amor germina en la casualidad: tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos esperéis, encontraréis pesca.

Apresúrate: no te fíes de las horas venideras. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana.

Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed.

En el amor no basta atacar, hay que tomar la plaza.

Todo amante es un soldado en guerra.

Las mujeres lo negarán o lo aceptarán, pero lo que siempre quieren es que se lo pidamos.


Ovidio – El arte de amar y El remedio del amor
Biblioteca EDAF
158 páginas. 5,50 €.


O se puede leer en la red la totalidad de la obra de Ovidio. Aquí os dejo una página para descargar El remedio del amor:

http://literatura.itematika.com/libro/193/el-remedio-del-amor.html



Cayetano Gea Martín


5 comentarios:

Cayetano dijo...

Un monstruo el amigo Ovidio.
¡Qué razón tiene en eso de "Ofrecer amistad al que pide amor..." La chica guapa que tiene un amigo gordito, el pagafantas, que está loco por ella y ella lo sabe, pero sólo quiere que le sirva de pañuelo y la acompañe, eso sí, como buenos amigos.
Hemos cambiado poco los "romanos" de hoy.

Alfredo C. P. Carrozza dijo...

Efectivamente, eso de "Ofrecer amistad al que pide amor..." es una constante universal... Alguna vez el ser humano evolucionará?

Kay dijo...

Pater,
La verdad es que los romanos de entonces eran más modernos casi que los de ahora... El "paréntesis" católico nos jodió pero bien...

Alfie,
Me temo que no, que ya estaba todo inventando... Me imagino a Ovidio en el bar Baco los viernes por la noche...

Anónimo dijo...

A Augusto es que lo del libertinaje le echaba sal en la herida: no en vano tuvo que desterrar a su propia hija por adulterio múltiple, y unos años más tarde a alguna de sus nietas...

Y, efectivamente, poco hemos cambiado...

Agustina dijo...

Ovidio, El remedio del amor. Tu comentario me hizo interesarme por el libro, ya lo estoy descargando! Sera porq necesito remediar mi alma. Quiza el libro me ayude. Ojala! Interesante blog! :)