jueves, octubre 13, 2005

Por un sueño

Por un sueño, por tu sueños, por tus ojos de perlas vírgenes.
Por un intento de comprensión, de eficaz derrota moral.
Por la arena de tu cuello que baja hasta mis dedos tristes.
Por un minuto de cálida cópula ininterrumpida y mortal.
Mi vida, doy mi vida y lo que en ella hay, menos que nada.

Por un sueño, por mi sueño de balanzas rotas y triste alborada.
Por las manos de muerte y desespero que acogotan mi destino.
Por encontrarte, quien quiera que seas, donde sea que vivas y mates.
Porque rompas la cuerda de mis sentimientos y me ahogues en rojo vino.
Y me des tu vida y lo que ella contiene, más que la suma de las partes.

Por un sueño perdido entre islas verdes y paraísos virginales.
Por la sangre marchita por broncos parnasos y encuentros.
Por tenerte aquí y ahora, quien quiera que seas, si acaso lo sabes.
Y enfrentarnos al borde del abismo en un cuerpo a cuerpo fiero.

Por un sueño de niño que sueña con envejecer en otros lugares.
Por este adulto que entregaría su alma por ser niño de nuevo.
Y recuperar la inocencia perdida entre calles mojadas y bares.

Por un sueño, por un anhelo de vida para darte.
No infinita, pero suficiente para mis objetivos terrenales.

Por un sueño te abandonaría para poder soñarte.
Cayetano Gea Martín

3 comentarios:

*Blue*Star* Hilda* dijo...

YO QUIERO QUE ME DEDIQUEN ESO!!!!:(

Kay dijo...

Lo siguiente que escriba, prometo que te estará dedicado, jeje...

Anónimo dijo...

Con paciencia, tesón y, sobre todo, sin esperarlo... algún día podrás materializar las palabras y dirigírselas a un nombre concreto. Soñar es gratis, y cualquiera nos brindamos a que sueñen con nosotros...
Afortunadamente no tengo que pagar a los actores que aparecen en mis sueños... aunque repitan guión en diferentes escenarios...
Algún día... siempre algún día....