jueves, marzo 05, 2009

Vejadme



Quiero despertarme lujurioso dentro de vosotras,
Y que me deis una palmada que me desestabilice
Cada vez que vuelva a entorpecer vuestras vidas.

Quiero que abuséis de mí y que me hagáis sufrir,
Que os comáis mi corazón que late mareas negras
Antes de que se seque bajo el sol de los treinta años.

Quiero que devoréis con gran placer mis entrañas
Aún jóvenes y frescas, antes de que se conviertan
En moribunda cecina de payaso cuarentón.

Quiero amaros con todo lo que tengo en mí,
Aunque me pierda todavía más en el camino.
Vejadme, os lo ruego. Y procurad que me duela.

Quiero, deseo y ordeno ser utilizado y devastado.
Estoy de oferta: dos sonrisas por el precio de una.
Aprovechen, señoras, que el bufón está de saldo.


Cayetano Gea Martín


8 comentarios:

Margot dijo...

Joer con la cafeterías vienesas, si este es el ánimo que conjuran... ufff.

Besos, zascandil muá. Abrígate y come bien. Si quieres que te azoten vale, pero que no dejen marca, avísalas.

Kay dijo...

Margie,
Que no que este animo ya venia de casa puesto, que esto lo escribi hace tiempo ya...
Abrigado estoy, pero hace mas frio en Madrid, creo... Y las marcas me gustan: son mis cicatrices de guerra...
Besotes de disculpa por no ser capaz de encontrar la tilde en estos malditos ordenadores vieneses de cibercafé (mierda, la acabo de encontrar!)

DaliaNegra dijo...

Carajillo de vodka, dirás,lagartija;)))
Intenso el poema,tu pide más cicatrices, que seguro te cae más de una...luego no te quejes.Besos,Kay, he ido al blog de tu padre, no está mal, haré una visita con más tiempo.***

Kay dijo...

Dalia,
Ahora estoy más tranquilito y redescubriendo la bondad femenina más allá de...
Besos lluviosos vieneses

Elisa dijo...

kay querido... cuidado con algunas mujeres se lo pueden tomar muy a pecho! yo ayer postee desde un locutorio porque tuve que ir ala capital y tampoco encontraba el tilde.... dioss!
un beso =)

Kay dijo...

Eli,
Don't worry, que ya me encuentro mejor de lo mío :)
Besos

Isa SB dijo...

¡Vaya, en la que me descuido te saldas y te vas de viaje! Y por si fuera poco le das al maso ¡con lo que marca eso y con el veranito ala vuelta de la esquina!
Un beso y cuidado con las fieras corrupias vienesas.

adaev dijo...

impresionante voz la tuya,gracias por ese poema que duele como si me hubiera llevado yo la ostia....