jueves, octubre 16, 2008

Up the irons!

Hace poco leí un artículo que hablaba sobre cierto experimento científico consistente en estudiar la personalidad de un grupo de más de mil personas bajo el prisma de sus preferencias musicales. Pues bien, una de las múltiples, y supongo que inútiles o poco prácticas conclusiones a las que llegaron fue que, contrariamente a lo que se pudiera pensar a priori, la gente que escucha Metal y Rock son pacíficos, amables e imaginativos. Es decir, lo que yo ya sabía desde que me empezó a molar el rollo (que fue desde hace mucho ya, cuando veía a mi padre moviendo la cabeza a ritmo de Led Zeppelín) era confirmado ahora en un estudio pseudo-científico.

No quiero hacer apología del Metal. Cada uno con sus gustos (y cuantos más variados, mejor), pero siempre me ha llamado la atención sobre cómo se demoniza este estilo de música por buena parte de la sociedad. Para mucha gente, que se asombra y se asusta cuando les dices que prefieres Iron Maiden a Bisbal (por ejemplo), debemos ser una especie de minoría tribal formada por individuos peludos, gordos, sucios, violentos y que sacrifican bebés en un altar dedicado a Ozzy Osbourne. Eso es tan simplista como afirmar que los seguidores de la música New Age se dedican a contemplar a través de una ventana cómo llueve mientras gruesas lágrimas ruedan por sus mejillas.

El problema, como siempre, es la ignorancia y opinar sobre algo cuando no se tiene la más puta idea. Al igual que a mí no me da por afirmar nada sobre el modo de vida de los raperos (como si por el hecho de que te guste el rap ya implicase algo), sin embargo el grueso de la sociedad de este país de ignorantes de boca ancha sí que lo hace. Siempre recordaré cuando me corté la melena y una señora de mi antiguo bloque de vecinos comenzó a saludarme de pronto, como si me hubiera transformado por arte de magia en un ser humano como ella.

Vamos a ver… A lo largo de mi vida he conocido muchísima gente del mundillo metalero, y la mayoría son personas excelentes y con un gran sentido del humor. Amén de un nivel cultural algo superior a la media española, aunque sea en términos de frikismo muchas veces. Por supuesto que hay gilipollas, como en todas partes, vamos. Pero ¿cuántos casos hay de pandillas de metaleros que se dediquen a crear conflicto en la sociedad? Creo que los que pegan palizas a los indigentes y lo graban con el móvil son otros, ¿no?

Y sin embargo, cuando alguien está en un bar y ve entrar por la puerta a un grupo de gente con negras chupas de cuero les da por acojonarse o mirarles con odio.

Estamos copiando toda la mierda de los Estados Unidos. En un mundo con miedo, hacen falta enemigos. En España tenemos problemas muy gordos (cada cual que elija su favorito) , pero parece ser que la culpa es de los comics, el Metal y los videojuegos. Es decir, más o menos como cuando hace treinta y pico años mis padres tenían que comprar en el mercado negro condones y libros de Antonio Machado.

Así que ya saben, papás y mamás de organizaciones fachas: si ven a su hijo con una incipiente melena, una camisa negra y tachuelas (toma topicazo), prohíbanselo inmediatamente, que seguro que esa misma noche invoca al Maligno. No les permitan a su vástago (que estaba tan mono ella o él de Comunión) caer en las fauces de Satán y el sexo libre. Se empieza escuchando música no sacra y se acaba violando monjas, invertido, o peor, votando a Izquierda Unida. Prohibición y más prohibición. Nada de razonar con él.

¡No se les vaya a ocurrir la infeliz idea de educar a sus hijos!


Cayetano Gea Martín


5 comentarios:

Nestor dijo...

Prime!!!

Lo siento, tío. Yo he sido un reprimido toda mi vida al que no le han dejado llevar melenas. T_T
Y que no he tenido nunca problemas con las viejas.

Lo cual me esta dando que pensar ...

Kay dijo...

Ten, tú tranqui, que por persona formal tampoco pasas... Ya te tocará que te insulten cuando salgas a la calle vestido de Blues Brother... Por cierto, a ver cuándo te decides y vas así vestido, que seguro que ligarías más (algo)

Margot dijo...

Ummm al igual que no estigmatizo a nadie por su forma de vestir o sus gustos musicales tampoco seré yo quien diga que son la hostia en bote.... jeje.

A lo que me refiero, mi caro amigo, es que ninguna afición, ningún rasgo nos hace mejores o peores personas. Ni siquiera la cultura... uff conozco yo una cantidad de hijosdeputas cultos que... Pero me gusta el entusiasmo que le pones, eso sí, jeje.

Aún así, larga vida al rock (al metal no, que no me gustaaa, ays, salvo anecdóticas canciones).

Besos mucho y tantos.

Brainy dijo...

Ummm. up the Irons pero salen Metallica en la foto.
Qué puedo decir yo, que he sido seguidor del metal desde hace ya más de década y pico.
Tmabién hay mucho tonto entre los metaleros que cree que está escuchando la mejor música y está escuchando el mismo producto que el que escucha Bisbal, y tú sabes a qué tipo de grupos me refiero. Aquí no se salva nadie.
Que son gente maja, claro, pero también lo es la gente que va a las discotecas, excepciones aparte.
No sé, quizá están cambiando algunas de mis ideas---

Kay dijo...

Pedrete, que ya es que son Metallica los de la foto... Up the irons lo puse sólo en plan genérico...

Y sí, te entiendo perfectamente, que tú yo también nos hemos tenido que ver las caras con talibanes del metal, jejeje...

Sólo critico la demonización ad hoc!

Cheers, English motherfucker!