sábado, agosto 11, 2007

Feel

Ella no quiso desprenderse de es ruidoso animalillo que correteaba a sus pies, instante preciso de ansias desaforadas, de cigarrillos apagados en la grupa de su cáncer, de ostras dejadas a su suerte, de las mieses del silencio y de la virginidad de los recuerdos, de las calles limpias de Helsinki, de la hueste de siervos y de la peste de machos viriles, adonis, feos sicarios con barro en la mirada.

Ella, acaso una piedra en el corazón de él (o acaso su mismo corazón) entendía mejor que nadie la futilidad de los actos precisos, la ingobernabilidad del azar, la intangible presencia de su sexo femenino y de sus ópalos, de la carne en flor y de las almas podridas.

Ella le conocía bien, oh, sí... Ella, Madrid, por si no era lógico ya, lo reclamaba de nuevo.

Repitan conmigo: la hipocresía no es buena, pero nos puede salvar... selvittää este

One more time... with feeling

Cayetano Gea Martín, sintiendo la condenada llamada de Iberia desde, aún, el círculo polar ártico

7 comentarios:

Isa dijo...

¡Madrid, siempre tan exigente!
De Iberia mejor ni hablamos...
Feliz vuelo de regreso, espero impaciente anécdotas de ese círculo.
Saludos.

Kay dijo...

ISA: Madrid exige, pero se la quiere... creo... Aunque no sabría discernir entre amor o droga... Cuando vuelva, contaré...

Besos intensos

Margot dijo...

Ilógico estás... será el efluvio de los lagos? tanta extensión de tierra? tanta rubia? (jeje)

Y Madrid sigue aquí.

Y un besazo, ese también está

Anónimo dijo...

esto es sólo una prueba para ver si soy capaz...

Anónimo dijo...

Mira qué bien! El otro día no hubo tanta suerte. Enhorabuena KAY!!! Has conseguido que busque un ratito de vez en cuando para leer tus cuentos y poesías. Unos besos gordos para ti y Pedro. Maribel (del cole)

Pedro dijo...

¡Anda! Hola Maribel, qué bien que hayas dado con nosotros, bueno más bien con Cayetano porque yo no aporto últimamente mucho a esta página. Ahora estoy de guardián de la página mientras él está helándose de frío por ahí.

Un saludo. Espero que todo te vaya muy bien. Hasta protnto.

Kay dijo...

MARGA: Gracias por los reencuentros varios madrileños...
Besos con sabor a barquillo de canela...

MARIBEL: ¡Ostras! ¡Esto sí que es una sorpresa de las grandes! Encantado de saber de tí de nuevo. ¡Olé!
Besos desde Regreso al Futuro... :)

PEDRO: Tú, que ya he vuelto, deja tu puesto de guardián, jejeje... Mañana te doy un toque