martes, octubre 19, 2010

Tiempo.

No soy ya el que fui, ni seré el que soy. Cuando fui, te amé de forma inconsciente y utópica desde una intuición amorosa y un desconocimiento de tu existencia que me acompañaron en cada uno de mis sucesivos yoes. Cuando soy, te amo desde lo que conozco, desde mi memoria y la tuya y la conciencia de tenerte aquí, delante, amándome como te amo yo a ti, compartiendo el hoy. Cuando soy intento ser otro para vernos desde fuera y salir del embelesamiento de lo definitivo. Cuando sea, te amaré del mismo modo que lo hice cuando tomé conciencia de lo que era el amor, cuando tu implacable idea se asentó en mí para no escapar más, cuando tu mano se posó por primera vez sobre la mía.

Venzo así al tiempo con la eternidad, pues es tal vez la única forma de hacerlo.

5 comentarios:

Mai Puvin dijo...

¡Qué profundo y entregado, Brainy!

Lindísimo texto.

Abrazos.

Brainy dijo...

Me alegro de que te haya gustado y de que pases por aquí a menudo.

Un saludo de Kay y otro de mi parte.

Cayetano dijo...

Muy hondo, filosófico y con sentido... ¿Tú dónde estudiaste?
¡Ah, el tiempo! Todos nos esforzamos por recuperar lo perdido aunque sea a través del recuerdo. Y trascender para que el hoy (No Eloy)tenga sentido mañana.
A mí esa palabra siempre me lleva al mismo sitio:
http://www.youtube.com/watch?v=MYiahoYfPGk
Un abrazo para ti y otro para tu socio bloguero.

Brainy dijo...

Tenía que haberlo imaginado: Pink Floyd.

Has conseguido que ría un rato.Muchas gracias, que me hace falta.

Martuki dijo...

Madre mía, creo q no dormir te está afectando, y lo peor es q creo q te sienta bien!!! X lo menos haces público lo q sale d ese cerebro q tienes debajo d los rizos, cosa q es siempre d agradecer. Tú tranquilo q en cuanto te pongas a trastear se te pasarán los días volando, y en nada te plantas en 19 d noviembre...