lunes, diciembre 22, 2008

Increíble pero cierto

- ¿Quién te ha pedido tu opinión? Eres un poco metomentodo y cansino, ¿no?.

- Esos labios deben ser la tentación de todo Malasaña, si es que la mala ostia que tienes no aleja a todos los tíos, claro.

- Mejor, cuantos menos moscones tenga a mi alrededor, más tranquila estaré.

- Siempre me ha parecido muy irónico el hecho que de las tías salgáis de copas por bares de ligoteo y que luego os extrañe cuando alguien os entre.

- Es que no salimos de la manera que lo hacéis vosotros, chato. A mí lo que más me gusta es poder bailar algo de pachanga en algún garito con mis amigas sin que venga el típico plasta a dar por culo.

- Ya, sobre todo porque suelen ser feos y gordos, no te jode. Me encanta cómo se os llena la boca diciendo que somos unos superficiales todos los tíos. Seguro que si os entrara Brad Pitt no os quejaríais, ¿eh?

- Pues claro, qué pregunta más imbécil, mira éste.

- No, lo digo porque no sois nada superficiales, ¿no? Entonces, por muy guapo, famoso y rico que sea un tío, no debería importar. Claro, siempre salís con tíos bajitos y pobres pero con un corazón de oro. Ah, no, que a esos los utilizáis como amigo-pañuelo al que contarle vuestras desgracias y para que os acerque con el coche a casa.

- No, claro, no como vosotros, que nunca os fijáis en lo exterior, ¿a que no?

- Claro que lo hacemos. Y lo decimos. No vamos de dignos por la vida como hacéis vosotras, morritos.

- Como me vuelvas a llamar eso te vas a ganar una ostia.

- Eso, aprovecha, que yo no puedo denunciarte a ti.

- Serás capullo.

- Y ahora violencia verbal.

- No estaría mal que los tíos probaseis algo de vuestra propia medicina después de milenios de dominación, ¿no?

- Eso es como justificar a Fidel Castro porque el que había antes era peor que él.

- Tú eres muy tonto, chaval.

- Oh, otro insulto, no sé si podré soportarlo.

- La que me estás montando sólo porque no me he liado contigo.

- Hazlo, y así no te daré más el coñazo.

- Menuda técnica de ligar. Mira que me han entrado de forma patética, pero la tuya se lleva la palma.

- Es el estilo de este bar. Por cierto, ¿te he dicho que soy amigo de los camareros?

- ¿Sí? Pues preséntame al rubio, anda.

- Creo que tengo más posibilidades de ligármelo yo que tú.

- Ya, seguro. No falla, ¿no? Si está bueno, es gay.

- No necesariamente. Yo estoy que me salgo y no tengo pluma.

- Que te sales, tú, no. Son tus michelines los que se salen. Deja de meter tripa. ¿No os han dicho nunca que siempre resulta obvio para nosotras? Te vas a asfixiar, gordi.

- Eres una idiota.

- ¿Perdón?

- Que eres una idiota.

- Y tú un capullo, no te jode.

- Perra.

- Marica gordo.

- Zorra.

- Machito de mierda.

- Guapa.

- ¿Follamos?


Cayetano Gea Martín

4 comentarios:

Alfredo C. P. Carrozza dijo...

¿Estará basados en hechos reales?

Da igual, es bueno saber que al final el personaje principal haya follado.

Elisa dijo...

permiso... me meto en tu blog... cuando lei en datos personales cronopios se me vino a la cabeza cortazar...
muy lindo tu espacio
te espero por el mio
elisa

Kay dijo...

Alfi, algo así... Recordaba ciertos personajes del Pero para el Sol... Feliz navipeich

Elisa, encantado de verte por aquí... Muchas gracias por la huella. Mmm, yo también suelo tener al señor Julio bastante en la cabeza :)

Margot dijo...

Pues no sé, me parece que se merecen el uno al otro, los dos resultan igual de patéticos, no?

Fijo que ese polvo deriva en gatillazo... jeje.

Besos de otro mundo!